21 ene. 2014

Nueva etapa

Bueno, a estas alturas ya tendré un poco de vergüenza y no pondré excusas ni prometeré actualizar más a menudo. Apenas tengo tiempo libre aquí entre pitos y flautas a causa de un extraño fenómeno alemán que hace que aún teniendo solo cinco clases por semana el tiempo se esfume misteriosamente. En fin. En esta entrada contaré mis andanzas de las últimas semanas, pero antes tengo que explicar el título que he le he puesto. Razones:



1. Porque poner "Feliz año 2014" ya a estas vergonzosas alturas del mes no quedaba muy correcto.
2. Porque mi estancia en Alemania ha pasado a una nueva fase. Antes contaba con angustia los pocos meses que me quedaban aquí para volver a mi rutina habitual. Ahora ya no, porque me quedo. Tenía la decisión más o menos tomada desde hace un par de meses, pero ya es definitivo, voy a pedir el traslado y acabaré la carrera aquí. Eso último ha quedado demasiado optimista en realidad, porque acabar la carrera en alemán me va a costar lo suyo, pero siendo ilusa soy más feliz.


La principal razón de quedarme son los viajes los idiomas. No, hablo en serio, los viajes tendrán que quedar en segundo plano entre estudios y trabajo (ya no tendré beca y a ver si doy con algún alma caritativa dispuesta a dar trabajo a esta estudiante en la ruina). Sin embargo, encuentro interesante quedarme aquí para no perder el alemán y practicar algo en inglés. Si vuelvo a mi uni y pierdo fluidez en dichos idiomas me veo mal pero que muy mal para conseguir una plaza en un máster en International Business and Economics en una uni gratuita. 

Así que nada, a ponerse las pilas con los estudios de una vez, a estrujar neuronas y mendigar un trabajo en el que me paguen los cuatro duros necesarios para sobrevivir. Estoy viendo que así escrito queda mal, parece que me gusta sufrir, pero no me veo volviendo a esa rutina de casa-uni-casa-cama durante diez meses para luego solo poder aspirar a másters que no me motiven. En futuras entradas explicaré los pasos necesarios para hacer el traslado, si se me olvida hacerlo que alguien me lo recuerde, que tengo la cabeza no-sé-dónde. 

Por ahora he ido varias veces adonde el profesor que se encarga del tema de las convalidaciones, hay que ver qué paciencia tiene el pobre hombre, el otro día me aguantó durante dos horas hasta las nueve y media de la noche. Lo cierto es que se agradece que te ayuden cuando lo necesites sin intentar librarse de ti todo el rato. Me han convalidado unas 17 asignaturas y aún me quedan otras tantas por hacer en tres semestres, creo que cada día mi cabeza va a doler como si...



Bueno, al lío:


DRESDEN:
Del 13 al 15 de diciembre la universidad de Schmalkalden organizó un viaje a Dresden por 50€ (viaje, dos noches en albergue, entrada a la Frauenkirche y visitas guiadas de la ciudad y la ópera. Un chollo), y como es de esperar, fui. Ahora no me enrollaré con todo lo que hay allí para ver, simplemente diré que me pareció una ciudad preciosa llena de vida y ofertas culturales y turísticas. Ya escribiré sobre esta visita a Dresden más detalladamente, pero así como resumen:

Día 1: Salida de Schmalkalden a las 7 de la mañana, para las 11 estábamos ya en Dresden. Repartieron las habitaciones del albergue, habitaciones de dos, agradable sorpresa, yo ya pensaba que por el precio que habíamos pagado tendríamos que dormir todos amontonados en algun pasillo indecente del edificio. Dimos un paseo por el centro de la ciudad y sus numerosos mercados navideños (son adorables) y a eso de las dos y media nos dirigimos a la ópera para el tour guiado. Después de eso subimos a lo alto de la Frauenkirche para disfrutar de las vistas y nos dieron la noche libre. Una amiga de Lituania (una de las locas que se apuntaron al viaje mendigo a Munich y mi compi de habitación en el albergue) y yo fuimos al cine a ver Die Eiskönigin y después al río y al mercado navideño a sacar fotos. Una suerte coincidir con alguien con una idea parecida a la mía sobre visitar ciudades, casi todos fueron de fiesta pero yo opino que éso lo puedes hacer en cualquier momento y no suelo salir cuando estoy de viaje. 

Día 2: Tour guiado por la ciudad en autobús. La guía muy bien, contó cosas interesantes sobre la ciudad y su historia, una pena que al ser en bus algunas zonas no pudiésemos verlas en condiciones. Después dimos un paseo por el Zwinger (antiguo palacio real y actual museo) y callejeamos por el centro. A las cuatro fuimos a la Semperoper, donde asistimos a la representación de Tristán e Isolda por 10 míseros euros, son tickets que sobran que venden a estudiantes, así que nos sentaron con un montón de ricachones que nos miraban con suficiencia. Vale, solo algunos. A pesar de tener un nivel aceptable de alemán no entendimos ni papa de la ópera, era tal la desesperación que en el primer descanso leímos detenidamente el argumento de la obra en el móvil. Triste no, lo siguiente. Por la noche volvió a haber sesión fotográfica, cómo no.

Día 3: Visita al castillo de Pillnitz cerca de Dresden. Fue un poco decepcionante, todo fue muy express y aquello en verano tiene que ser increíble, pero en invierno deja mucho que desear con tanta obra y todos los jardines vacíos sin flores. A la una subimos al bus y para las seis estaba ya en mi habitación de la residencia en Schmalkalden.

Semperoper

Frauenkirche

Frauenkirche




Desde la ópera



Desde la Frauenkirche


Mercado navideño










Mosaico

Semperoper



Pillnitz


¡MIS NIÑOS!
Como ya sabéis, el 19 de diciembre fui a ver a mis monstruitos antes de volver a casa por Navidad, un amigo me guardó los maletones en Würzburg (menos mal, la última vez que crucé la inmensa Baviera con ellas casi me destrozo la dentadura al salir de un tren) y me pegué las ocho horas de tren que hacen falta para ir desde Schmalkalden a Rosenheim.Qué voy a decir de ellos, tan adorables como siempre, cuando mi HM me recogió en la estación me contó que el mediano había dicho: "Oh, ¡qué buen regalo que venga *inserte nombre de servidora aquí*!". Poco me faltó para llorar cuando lo dijo. La enana ha crecido muchísimo, en parte me da pena que crezcan así de rápido. Complejo de abuela ON. Su primera pregunta al verme me mató: "¿ya sabes leer ruso?". No sé si lo he contado alguna vez, en verano siempre me preguntaba eso cuando quería que le leyese un libro en ruso y yo le decía que no podía. 

En casa todo como siempre, me encantó volver a mi habitación como en los viejos tiempos (léase hace seis meses. Jo qué lejano parece) y jugar con ellos, siguen estando tan mal de la cabeza como siempre. Por las noches me sentaba con los padres para hablar o ver alguna peli, y durante el día no paraba tampoco: visita a Salzburgo (¡¡¡incluso patiné sobre hielo al aire libre!!!), mercadillo de Navidad en Rosenheim, cena típica bávara, ir a cortar el árbol de Navidad (O.O O.O O.O), torneo de ajedrez con los mayores, ir a la feria de invierno de Munich... todo genial como en verano :'(. 

Mención especial a las prendas de invierno de la peque, sobre todo los gorros, véase en las fotos. Cada día me echaba unas risas con lo que llevaba. Pero para aquellos que piensen que mis anécdotas surrealistas de au pair han acabado... Atención a esto:

Me hallaba un buen día en el cuarto jugando con la pequeñaja a las cocinitas cuando de repente se me sienta en mi regazo para hablar. Me cuenta lo que hace en el Kindergarten, los nombres de sus amigos, lo que me va a hacer para cenar, etc. Pero lo bonito duró poco. Duró exactamente hasta que puso los ojos como platos, me miró fijamente y me soltó: "Gepisselt". Para que nos entendamos, se había meado. Encima. Mío. Venga niña corriendo al baño, menuda cara de susto llevaba. Le eché la bronca y la cambié, la otra alegando que no había avisado porque quería seguir jugando. Me cambié yo también y al salir de la habitación llegó el mediano con una bolsa para mí, era una bolsa llena de regalos de Navidad. Momento lloro casi ON. Un calendario con fotos de viajes por el mundo, una camiseta con un búho (cómo me conoce mi HM hahaha), colonia, bombones, una vela navideña, un vale para comprar en Amazon y una tarjeta de año nuevo con fotos de los críos. El mediano me regaló también una vela para nochevieja que había hecho en el cole <3, no fui capaz de encenderla porque me dio pena xD. Los adoro.

La despedida fue triste como siempre, pero me han dicho que puedo volver cuando quiera y que ellos me avisarán cuando visiten a sus familiares en Erfurt. No lloré en un principio, pero cuando entré al tren y vi al mayor con los ojos llorosos correr tras él mientras se ponía en marcha no pude más. Pasé los veinte primeros minutos de trayecto intentando disimular las lágrimas. Mal, por cierto.



Pelea número 5363822933 del día. Por el panecillo.













Cortando el árbol



Con tal de no ir a dormir...

Bolsa de regalos

Fui a Würzburg a recoger las maletas y a eso de las cinco subí al intercity que me llevó al aeropuerto de Frankfurt. Al pesar la maleta me sobraban cuatro kg y tuve que sacar las ocho cervezas que llevaba. Llamadme loca, sí, me lo merezco. Mucho además. Pero era lo más fácil y barato para regalar xD. En fin.

El vuelo normal, pero el aterrizaje fue lo peor. Justo ese día había un viento horroroso en Bilbo, solo aterrizaron dos aviones en toda la noche, entre ellos el mío, di que si. Lo pasé realmente mal, aquello se movía un horror y las casas se veían cerquísima... mejor olvidarlo.


NAVIDAD, NAVIDAD, DULCE NAVIDAD:
Hice lo típico que se hace en estos casos, visitar familiares, amigos, quedar con tal y con cual... No me enrollo aquí xD. Estuve enferma en nochevieja así que no pude salir, no me he puesto enferma en todo el año y entonces tuvo que tocar. Es curioso volver a lo que solía ser tu vida normal solo de pasada, saber que casi todo ha cambiado en tu vida pero todo sigue igual en tu casa. Bueno, ya sabéis a lo que me refiero. Es una sensación rara pero lo tomo como algo positivo porque los cambios han sido para bien y estoy haciendo lo que quiero hacer. 

Durante dos semanas me dio tiempo incluso a organizar tres visitas que me van a hacer a Alemania muahaha. Mi madre está atacada, tuve que escribirle paso por paso cómo coger el metro desde el aeropuerto de Munich hasta la estación central. 


VUELTA A LA UNI:
Y a los viajes. Mejor cuento ésto último que es más interesante. Para pensar en los estudios ya tengo las próximas cuatro semanas, que hay exámenes. Moriré. Estas dos semanas hemos hecho dos excursiones, Erfurt y Weimar, ciudades que ya habíamos visto pero que tienen mucho para ofrecer. Normalmente no solemos dar pena durante las excursiones, es decir, no solemos tener pinta de pordioseros desorientados, pero estas dos últimas fueron excepciones.

Weimar: buscábamos una iglesia ortodoxa que resultó estar en medio de un cementerio, así tal cual. Preguntamos tres o cuatro veces y tras mucho insistir todo el mundo decía que había que ir cementerio arriba, así que ahí fuimos. La iglesia en cuestión era una capilla, al ser tan pequeña pensábamos que no era esa, por lo que dimos más vueltas aún. En fin. 





 


Erfurt: visitamos el castillo de Molsdorf, situado a unos 12km de Erfurt. Es el típico lugar remoto de la Alemania más profunda por donde pasan tres buses al día los fines de semana. A eso añadid que medio pueblo estaba en obras y que todas las paradas de bus habían sido cambiadas de sitio. Pues eso, una hora de visita al castillo y casi tres horas de viaje en bus y espera.
















PLANES FUTUROS:
- Aprobar los exámenes. Hacer los exámenes.
- 27 de febrero - 2 de marzo: unos amigos me visitan en Berlin :).
- 2 de marzo - más o menos 12 de marzo: viaje a Polonia, Lituania, Letonia y Estonia. No sé ni qué voy a ver, ni si voy sola o acompañada (lo de que los alemanes lo planean todo es un mito como una casa, me río yo de eso, de todo hay aquí), cuánto puede costar, etc. Lo que sé es que si voy sola en Kaunas me puedo acoplar en la resi de mi amiga (y sus otras dos compis de habitación xD, no sé ni dónde piensan meterme. Acabaré durmiendo en el baño, lo veo).
- Semana Santa: mi tía me visita en Frankfurt y visitaremos Heidelberg, Rothenburg ob der Tauber y Mainz además de, por supuesto, Frankfurt.
- Finales de mayo - principios de junio: mi madre y mi hermana me visitan en Munich. Les presentaré a mi segunda familia y veremos Salzburgo y Königssee.
- Algún momento de mayo-junio-julio: ¿Budapest? Está por ver, lo que pasa es que hoy me he enterado de que por 80€ vas y vuelves, y es imposible que me resista a eso. 
- Buscar trabajo digno. Miedo xD. Pero no queda otra si quiero dejar de depender de mis padres.


Eso es todo por hoy, entrada corta como de costumbre :).


1 comentario:

  1. No sé si tienes una camara muy molona, que la luz era perfecta o qué, pero tus fotos son de quedarse con la boca abierta *-* Ya he mirado en Google Maps a cuanto está Dresden de Köln para ver si algún día es factible hacer una pequeña excursión desde aquí porque te puedo asegurar que me has puesto los dientes largos (envidia, envidia, envidia...).
    ¡Qué bonicos tus niños! Además, es genial la relación que todavía tienes con ellos y con los padres y si sigues apareciendo por ahí de vez en cuando no se olvidarán de ti tan fácilmente jajaja
    Me parece estupendo todos los planes que tienes y lo de quedarte aquí el año que viene. Creeme, si yo pudiera también lo haría. Aunque en mi caso no es muy factible porque todavía me quedan dos años y, siendo sincera, quiero volver a casa xD ¿Te has planteado trabajar en verano como au pair otra vez? El sueldo no es una maravilla, pero si no encuentras otro trabajo sabes que tienes casa y comida gratis (que lo de dormir en la estación una noche está bien, pero varios días ya suena a vagabundo jajaja).
    En fin, espero que te vaya todo muy bien y que disfrutes mucho de tus viajes y tu año de erasmus :)
    Un beso, corazón! ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...