30 ago. 2013

Hasta siempre, Rosenheim

Ésta es mi última entrada como au pair. Sé que el título es algo dramático, que en un mes volveré a visitarlos (iremos a la Oktoberfest juntos :D :D :D) y tal, pero no puedo evitar estar triste. No me hago a la idea de volver a mi vida "normal" (es curioso utilizar esa expresión cuando ahora mismo mi vida normal es la de aquí), y eso que solo he estado tres meses, no quiero imaginar por lo que pasaréis las que os vais un año entero.

La última semana ha transcurrido con normalidad, no he hecho excursiones, he aprovechado los últimos días para jugar con los enanos. Por las mañanas me he quedado con ellos, después de comer he ido al centro a comprar regalos para todo Dios y para cenar he vuelto.



Hablando de regalos... Qué decir de los regalos. Menos mal que me dejo medio equipaje aquí para volver a recogerlo en octubre, porque ahora mismo la situación es la siguiente: 5kg ropa, 20kg regalos. No exagero, lo juro xD. Y eso que yo me he controlado, solo llevo souvenirs de Viena, Croacia y Rosenheim. Pero cada día de la semana mi HM me ha venido con regalos y más regalos para mi familia y a día de hoy tengo: dos botellines de cerveza, dos calendarios, un plato, Milka, bombones de tres tipos, pastas, una jarra de cerveza, una botella de Hugo (bebida famosísima en Alemania por lo visto) y seguro que se me olvida algo. Todo eso solo de parte de mi HF.


Más tres tazas, chocolates varios, gominolas, postales, una botella, un calendario, 7 DVDs y otras mil cosas de las que no me acuerdo que llevo yo, todo junto hace un total de unos 20kg en regalos. Y eso que los libros me los dejo. 

Pues bien, érase una vez una au pair que sacaba tranquilamente su bici del garaje para ir a comprar varios de los regalos arriba mencionados y los últimos detalles para su HF. Cuando se disponía a subirse al vehículo su HM la llama. Au pair va. HM tiene algo en la mano. Au pair ve un billete verde. Au pair alucina. HM le da 150€. Au pair se niega a cogerlos. HM insiste varias veces, dice que es dinero para comprar regalos para llevar a casa. Au pair tiene que cogerlos y se pregunta qué habrá hecho para merecérselos. Au pair abraza a HM y se aguanta las ganas de llorar hasta que está fuera de la vista de HM con la bici. Gente en la calle mira a au pair que llora mientras va por la carretera. 


Sí, ésta entrada es la de los gifs de gente llorando. 

Mañana daré los regalos a mi HF, he aquí lo que he comprado: 

- Niño mayor: Un helicóptero Lego 3 en 1 (ya ven qué nivel xD) y un juego sobre geografía para niños.

- Niño mediano: Un coche/camión (no sé lo que es) Lego y una historia para niños en CD.

- Niña mediana: Un puzzle sobre lo que comen los animales y un mini piano (ya que en el grande lo de ponerle colores no funcionó...). 

- HD: Un libro (con una pegatina que pone Bestseller y con buenas críticas, más me vale acertar jaja).

- HM: La primera temporada de Downton Abbey.

- Para todos: Un calendario con fotos del verano de los críos, una caja de bombones, una tarjeta y unas gominolas en caja bonita. 

Regalos

Tarjeta
Véase la avanzadísima técnica del dibujo. ¿No sé dar profundidad a la imagen? Hago unas flores más pequeñas que otras para que parezca que están más lejos. Da igual que luego el conejo sea más grande que la charca y que la peque sea más grande que la puerta de la casa xD. En fin, quedó curioso al final.

El lunes hicimos fotos los niños y yo juntos. Hasta ahora no he puesto fotos mías, no porque sea un bot sospechoso, soy una persona real, pero las fotos y yo no nos llevamos bien (cuando yo salgo en ellas xD) y como yo era siempre la que llevaba la cámara apenas tengo fotos mías. Pero pongo ésta que me ha pasado mi HM, imaginad todo lo que se movieron los monstruitos que ésto fue lo más decente que salió. Qué triste.



También merece mención aparte el babysitting de ayer. Aprovechando que ya no van a tener más noches con au pair (después de mí no viene nadie) mis HP aprovecharon para ir al cine y yo me quedé jugando con los críos hasta más tarde de lo normal por ser el último babysitting. Si a estas alturas aún alguien me tomaba por una persona normal, cuerda y respetable (cosa que dudo), que por favor mantenga esa idea, prometo que en la vida real yo no hago actividades similares a la que voy a explicar a continuación: resulta que me traje dos camisetas XXL del Decathlon por si hacíamos manualidades con pinturas guarras o algo, cosa que no hemos hecho. Así que no se me ocurrió otra cosa que dar una camiseta a cada niño (la niña cogió una que tenían por casa) y meterles cojines para jugar a tirarse por ahí y chocarse entre ellos sin hacerse daño. Algo como la prueba de los bebés gordos del Grand Prix xD. No hace falta que diga que armamos la de Dios allí y que no pararon quietos ni un momento.






Hoy he dado mi última vuelta por la ciudad y tengo muchas fotos, pero haré una entrada dedicada solo a Rosenheim, se la merece. Al volver de la ciudad me los he encontrado a todos veestidos con trajes típicos y el mayor me ha regalado un collage hecho con fotos de este verano, no he podido aguantar las lágrimas. No soy alguien que llore fácil, pero es superior a mí. Hemos ido todos juntos a cenar a un restaurante típico bávaro y para sorpresa de todos los niños se han portado bien.




Ahora sigo peleándome con la maleta, supongo que tardaré en ir a la cama. Ayer por la noche la pequeña vino a mi cuarto y ha dormido aquí, más graciosa xD. Hoy dudo que venga, pero ayer me hizo ilusión. Mañana terminaré de hacer la maleta (seguro que tengo que pagar por sobrepeso, pero no puedo dejarme los regalos) e iremos todos juntos (menos mi HD que trabaja) al aeropuerto :____. 

Desde casa escribiré más entradas aupairiles, y después pienso seguir con el blog, pero tengo que cambiarle el nombre, iré haciendo cambios en septiembre. Por ahora, lo dicho,

Hasta siempre HF, hasta siempre Rosenheim.

12 comentarios:

  1. (No estoy llorando, no estoy llorando... apenas)

    Menudo despertar me has dado.
    Cuando leo entradas así me acuerdo de mis últimos días, mis niñas llorando porque me iba, mi host mom diciéndome "No llores eh? no llores que no te dejamos volver!" con lagrimones en los ojos, mi desolación absoluta llorando sola en la terminal del aeropuerto...

    Es muy duro, pero los ves dentro de nada!

    ResponderEliminar
  2. Oins... Tienes la familia más preciosa del mundo, y tú también eres preciosa, ahora que pones una foto..!!
    En serio, te entiendo perfectamente, yo termino mi trabajo mañana.. y paso mi última semana en montréal, no con ellos. Y me da una pena... Pero yo soy muy de bloquear mis sentimientos, así que la pena no la siento del todo como tú.
    Sé que voy a volver, y me alegro por eso más que entristecerme porque me voy.
    Menudo verano has pasado :) Cómo me alegro de que todo haya ido genial y que hayas creado esos lazos tan fuertes con todos... :3
    Un beso, guapetona.
    Espero próximas actualizaciones, aunque no haya vida de au-pair!

    ResponderEliminar
  3. Ay qué pena :( Por un lado me alegro mucho mucho que te haya ido tan bien el verano y que hayas encajado con la familia de este modo. Así da gusto, y seguro que eso ha hecho que la experiencia haya sido inolvidable. Por otro lado...qué duro y qué triste debe ser lo que estás pasando. Anímate, que los volverás a ver muy pronto! :)

    Por cierto, vaya detallazos que se ha marcado tu HM con los regalos y el dinero y todo. Y la foto en la que salís todos es genialísima :)
    Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  4. Ay que bonito y que pena :( que familia mas maja que tienes :) La verdad que la ultima semana es durísima, me acuerdo en Cambridge el mayor directamente fingia estar enfermo para no ir al cole y el ultimo dia puff que llorera.
    Pero bueno piensa que los veras en nada y que por suerte ahora existe skype y esas cosas y puedes verlos y hablar por webcam
    Buen viaje de vuelta
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ay :(((( qué pena me ha dado esta entrada y jo que te vas ya y yo también y quién va a alejar a las pendonas de mi niño y :(((

    Las despedidas son horribles, HORRIBLES. Y no deberían existir, y vuelvo a reiterar que estoy enamorada de tu familia, ay, los niños vestidos con los trajes típicos PORFAVOR, que me los como (en especial a uno... jé jajaja)

    ¿Y adónde vas sin regalooos? Madre mía, regalos everywhere, parece navidad... yo quiero una entrada a tu vuelta, sobre la despedida. Mira que lo mismo puedes meter a la peque en la maleta, jo, mira no quiero ni pensar en tu despedida porque pienso en la mía y :(

    Animo y me ha encantado compartir experiencia contigo :_


    <3

    ResponderEliminar
  6. Oohhh nooooo de verdad, no estoy llorando... pensar que empezamos nuestra aventura casi al mismo tiempo y tu la estás acabando y estás así... yo me quedo aquí un año y no quiero ni pensar como me pondré T_T

    Lo bueno es que volverás en Octubre a verlos y que vas a estar en Alemania, así que a lo mejor te puedes volver a escapar un fin de semana. Piensa en lo bien que te lo has pasado y en todo lo que has comprado XDDDD En serio, 20kg de regalos?¿? O_O Los niños vestidos con el traje típico, me los como, en serio, que monoooos!!! Son todo unos bábaros (nótese el sarcasmo referente a las historias de los babysittings xD)

    Me ha gustado muchísimo todo lo que hemos compartido, nuestras peripecias con la maleta, que si móvil pa arriba, que si pa abajo... Todas las dudas y miedos que nos entraban y nuestras conversaciones en el foro. Voy a echar mucho de menos este blog, espero que nos sigas contando tus historias del erasmus. Y ven a verme al norte!!! Estás más que invitada!!!

    ResponderEliminar
  7. Jolín, si es que a nadie le gustan las despedidas. Pero estoy segura de que los niños te recordarán y que la experiencia ha sido inolvidable (no hay más que leer tus entradas).

    Tu HF es un amor y se han portado genial. ¡Has tenido mucha suerte! Y ellos también de tenerte a ti, porque me he enamorado de los detalles que les has hecho. El dibujo te ha quedado precioso.

    Madre mía, con tanto regalo normal que tengas que pagar por sobrepeso. Yo he decidido que ya traeré regalos de Freiburg cuando vuelva en Navidades, que en septiembre no son fechas memorables. Al único al que le tengo que comprar algo es a mi hermano, por su cumpleaños.

    De veras que espero que continúes actualizando esto, porque me encanta leerte.

    Un beso muy fuerte, bonita.

    ResponderEliminar
  8. Qué penita!! No me quiero imaginar cuando me vaya de aquí, que mínimo estaremos un año :(

    Lo bueno es que seguirás estando en Alemania y podrás visitarlos!

    Un besito y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  9. Me uno al grupo de los de "no me quiero ni imaginar cómo estaré dentro de un año cuando me vaya". La verdad es que ya sea un año o 3 meses, a estos pequeñines se les coge cariño en seguida.
    Que puedas volver a verlos es un plus importante, porque realmente no es un adiós, sino un hasta luego. Siempre te quedará ese consuelo, que cuando quieras ¡zum! un tren y visita sorpresa :)
    Mucha suerte con el einpacken y con la vuelta a casa.
    Me alegro de que sigas escribiendo cosillas en el blog, así las que empezamos podremos ir pillando ideas y consejos :)
    Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  10. Uno de esos regalos es para mi? Con tantos como llevas tienes para dar y regalar (nunca mejor dicho xD).

    Ains, no quiero ni imaginarme tu despedida! Me parece que las que seguimos los blogs aupariles sufrimos con ellos!!!

    Los niños para comérselos con los trajes, y tu HM un amor!! Por cierto, ya era hora de que te pusiéramos una cara! jajaja.

    Un beso y disfruta de tus últimas horas!!!

    ResponderEliminar
  11. ummmmmm!!! que penaaa! te juro que casi lloro... todo lo que has pasado y lo que hemos pasado contigo ajajajaj no me imagino decir adios... Ese sabor agridulce... !

    Sólo desearte la mejor de las suerteeessss y a ver que continuas escribiendo... no hablaste de un blog de viajes o algo así??? dime que no te despidessss tb del blog! jajaja

    un besete y sé felizzz !=)

    ResponderEliminar
  12. Todavía no puedo imaginar más que en vuestras entradas lo que supone la tristeza de la despedida. Aun estoy con homesickness y shock cultural por mi llegada jaja así que se me hace raro pensar en despedidas.
    Lo que si se es que se te ve unida a esta familia y a este lugar, lo has plasmado con cariño en cada entrada y las demás lo hemos vivido leyéndote.
    Así que soy de las que te anima a seguir escribiendo, y seguir haciendo locuras, porque estaré encantada de reírme leyéndote.
    un abrazo y suerte en la próxima etapa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...