11 nov. 2014

Cuando a un estudiante de Erasmus se le ocurre ir de viaje

Tiembla. Huye. Por tu propio bien. A no ser que seas también un estudiante económicamente limitado en busca de alguna locura. Entonces quizá te interese participar en el atentado contra el sentido común que se esté organizando, pero si no es tu caso estás mejor lejos, bien lejos. ¿Por qué?, te preguntarás.

Como ex-estudiante Erasmus doy fe de que todo lo expuesto a continuación es verídico, sin exageraciones, ni trampa ni cartón. Anda con ojo al organizar viajes con esta gente (me incluyo en lo de "esta gente", claro). 


EL ORIGEN DE LAS IDEAS:
Casi ningún viaje Erasmus empieza a plantearse como algo serio. El tema suele salir en la típica conversación que empieza discutiendo sobre trabajos o compañeros de clase y acaba derivando en cuestiones tan existenciales como "¿hasta dónde se lavan la cara los calvos?". Y en algún punto indefinido entre ambas cosas siempre hay algún iluminado que suelta "eh, ¿sabéis que estaría bien ir al lugar X?". Luego resulta que X nunca es un destino asequible, pero por cosas de la vida acaba organizándose un viaje express y ultra barato a Y, que nada tenía que ver con X pero como es barato, adelante.



PROCESO DE SELECCIÓN DE DESTINO:
Con que sea bonito y barato vale (lo de "bueno" habrá que dejarlo para otro momento). Luego ya siempre se encontrarán puntos de interés para turistear, zonas para salir para los que quieran, etc. Se coge un mapa de Europa y se estudia atentamente cual general encargado de alguna conquista en plena guerra. Se entra en la página de trenes de turno, se recorren todas las compañías low cost, se curiosean incluso buses y coches de alquiler, y el destino más barato suele ser el elegido. Claro que también hay casos en los que el destino se tiene decidido desde un principio y el proceso de selección consiste en intentar llegar ahí lo más digna y económicamente posible.

Mirando el mapa de dominación mundial, así con pinta de ingeniero enterado



ALOJAMIENTO:
Si los albergues del destino tienen precios asequibles los estudiantes acaban pasando las noches en uno de ellos, pero conozco gente que ha dormido dos días en una estación de tren porque los albergues de Munich como mínimo valían 18€/noche y eso era abusar. Vale, lo admito, fui yo. No miréis así. Debo admitir que no está mal quitando que por muy cansados que estéis no podéis ir a relajaros al albergue, más que nada porque no hay albergue al que ir. Acabáis haciendo tiempo por el centro de la ciudad, cenando patatas cocidas a las dos de la mañana y haciéndoos fotos chorra con estatuas mientras ningún turista cuerdo observa hasta que se os cierran los ojos y decidís retiraros muy dignamente a la estación a dormir.

Para que veáis que no miento sobre las patatas a horas indignas



COMIDA:
Si después de todo lo leído aún quieres participar en uno de estos viajes, un aviso más: no verás comida de verdad en lo que dure el mismo. Bueno, miento, si eres como una amiga mía y te llevas un brick de leche y brócoli hervido en un tupper puede que comas sano (que no es lo mismo que digno en esta ocasión).

"Alimento" típico del viajero rata ahorrador



HIGIENE:
Esto debería formar parte del "Manual del Mendigo, vol. I", libro que algún día prometo escribir. Cuando no pagas 18€ por dormir como un ser humano, ¿quién creería que pagarás 1€ por ir al baño (caso típico en Alemania)? No, mejor vas al McDonalds más cercano, entras al con cara de cliente normal (todo lo normal que puedes ser a las cinco de la mañana) y te aseas allí. Después de pasarte una hora en el baño e intentas salir del establecimiento con la mayor discreción, te das cuenta de que cierran las puertas de 5AM a 6AM para limpiar. Te acuerdas de todos sus muertos y pides por favor que te abran la puerta para poder retirarte ante sus caras de asombro como pensando "¿pero cómo ha entrado esta gente aquí?". Consigues retirarte, sí, pero difícilmente habrás dado más pena en tu vida. Miento. Léase siguiente punto.



LÍOS CON LA JUSTICIA:
Admito que el último título ya sí es un poco por hacer el chiste, aunque no del todo. Prometo contar esta historia en otra entrada en la que veréis el mendiguismo más extremo al que he llegado y sus dolorosas consecuencias. 



Espero no haber ofendido a ningún estudiante Erasmus con una cantidad aceptable de neuronas, tengo que puntualizar que no todos los viajes son así con respecto al alojamiento, la higiene y los "líos con la justicia" (lo demás más o menos sí se suele cumplir). Hasta yo he hecho excursiones normales como una persona cuerda, dormí bajo un techo y todo. Dadme un pin. De todas formas, a veces merece la pena sufrir con tal de ver cosas como:

Alpsee

Schloss Neuschwanstein

Más Neuschwanstein


Seguro que tienes experiencias mendigas que compartir con el mundo. ¡Deja un comentario!

5 comentarios:

  1. Holaaa (: gracias por tu comentario! He estado leyendo, te sigo yo también. Qué recuerdos esta entrada... yo estuve hace dos años de Erasmus en Bruselas y me recorrí toda Europa, a veces como tú cuentas, otras veces visitando amigos, pero valió la pena. Gracias a eso me conocí bien el continente y ahora he saltado a América, a seguir conquistando países... un beso! Sigue escribiendo! te voy leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! :)
      Qué envidia que conozcas los dos lados del charco, algún día iré yo también :).
      Los viajes Erasmus son los más memorables sin lugar a dudas. Cierto es que a veces son más civilizados, por ejemplo cuando visitas a amigos como bien dices, pero siempre tienen ese punto de caos y locura que solo puede darse cuando uno es joven y tiene cierta libertad sin que nadie te vigile.
      Un beso y gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Me ha encantado tu entrada, viajar es lo mejor del mundo. Seguro que conoces la famosa frase: "les voyages forment la jeunesse" ;-) (Montaigne)
    100 % au pair

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, creo que en el futuro cuando la lea soltaré alguna lagrimilla por los recuerdos jajaja. No conocía la frase pero sin duda tiene más razón que un santo, cuando veo a gente de mi edad sin interés por viajar simplemente no lo entiendo. Lo respeto, pero no puedo llegar a comprenderlo :P.

      Gracias por tu comentario! :D

      Eliminar
  3. Ahora que me voy de au pair a francia mi destino obligado es Neuschwanstein, es un lugar tan mágico muero por conocerlo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...